La dimensión metafísica del aborto

Esta columna me la publicaron en “Cambio 21”. Escribí esta columna porque me parece que el argumento más común que se da a favor del aborto es una argumento equivocado y débil. Me refiero al argumento que dice que la mujer es dueña de su cuerpo y por lo tanto ella puede hacer lo que quiera con él.

Me parece que este argumento no convence ya que ser dueño de tu cuerpo no te da derecho a hacerle daño a otro ser (sea humano o animal) a no ser que hayan circunstancias especiales que justifiquen hacer ese daño. En el caso del aborto, existen varias de esas circunstancias.

En esto hay que ser claro: la mujer debe tener acceso a un aborto legal y seguro. Pueden leer la columna en “Cambio 21” haciendo click sobre el link que aparece a continuación o pueden leerl la columna más abajo.

Columna en “Cambio” 21 aquí.

La columna a continuación:

Los que creemos que las mujeres deben tener el derecho, bajo ciertas condiciones, a realizarse un aborto tenemos que ser sinceros y debemos saber elaborar esta defensa de este derecho sobre conceptos claros. Esto, lamentablemente, no ocurre en la actualidad. Si uno analiza cuidadosamente el argumento más común que se da a favor de la posibilidad del aborto, aparecen ciertas debilidades; debilidades que, los que somos partidarios de la posibilidad del aborto, no podemos eludir.

El argumento que se da comunmente a favor del aborto, y que en el fondo son dos, son los siguientes: primero, que la mujer es dueña de su cuerpo y que, segundo, por lo tanto ella tiene el derecho a elegir lo que hace con él. Estas dos premisas, aunque son ciertas, no vienen al caso cuando del aborto se trata. Por eso los partidarios del aborto nos equivocamos cuando buscamos reducir esto a un tema de ‘libertad’ personal donde el argumento principal es que la mujer es libre de decidir qué hacer con su cuerpo.

El verdadero tema del aborto y las interrogantes que realmente nos debieran ocupar, son otras. Primero: ¿en qué momento del desarrollo del feto podemos afirmar que estamos ante una persona? Segundo: ¿en qué casos es legítimo matar a otra persona?

La primera pregunta (¿en qué momento estamos ante una persona?) involucra definiciones y conceptos metafísicos que hoy día no aparecen en el debate público. Incluso, filosóficamente hablando, ‘persona’ no es sinónimo de ‘ser humano’ ya que otras especies animales pueden ser ‘personas’ también. Hay que ser precisos en este punto. Tenemos claridad, sabemos muy bien cuando estamos ante una persona (al menos en el caso de los seres humanos). Pero aunque sepamos reconocer bien cuando estamos ante una persona, la dificultad reside en destacar las cualidades relevantes que hacen que una persona sea una persona. Esta complejidad se multiplica cuando, por ejemplo en el caso de un feto, intentamos decidir en qué momento preciso un ser con potencialidad de persona finalmente cumple con las características relevantes y pasa a ser una persona en plenitud.

El problema en todo esto es que al no haber espacio público para debatir este tema, todos llegan al debate del aborto con sus conceptos metafísicos ya asumidos, y lo que es peor, poco examinados y evaluados. Ante esto es muy difícil avanzar hacia acuerdos comunes que permitan un consenso porque aunque la gente crea que está debatiendo el mismo tema (la legitimidad del aborto) en realidad están debatiendo otros temas, y muchas veces ni siquiera se han dado cuenta de eso.

La realidad es que todo aquel que crea tener una respuesta simple a la pregunta de ‘qué es una persona’, se equivoca o peca de arrogante. Este es un tema que está filosóficamente ‘vivo’ y que resiste respuestas simples. El debate se viene desarrollando hace ya miles de años y sigue tan vigente hoy como antes. Tener este debate e intentar clarificar esta cuestión es de primordial importancia por cuanto cualquier definición de ‘persona’ que se ofrezca siempre va acarrear consecuencias éticas y legales que se deben explorar.

Una de estas consecuencias es que una persona, independientemente de la relación que esta tenga con otras persona (por ejemplo un hijo con su madre) tiene el derecho a que su vida sea respetada. Aquí, entonces, surge el segundo tema filosófico que tampoco está presente en el debate público. Si las personas tienen un derecho a la vida, ¿qué justificación hay para que una persona (por ejemplo una madre) termine con la vida de otra persona (por ejemplo, su hijo)?

La primera respuesta que podemos dar a esta pregunta es que el derecho a la vida no es un derecho absoluto. No todas las vidas en todas las circunstancias son iguales y esto, como sociedad, ya lo reconocemos. Por eso hay partidarios, por ejemplo, de la pena de muerte, de la eutanasia y también hay partidarios del derecho a darle muerte a otro en defensa propia. Es cierto que no todos somos partidarios de estos tres actos por igual. Algunos, por ejemplo, son partidarios de la pena de muerte, pero no de la eutanasia. Pero lo realmente revelador aquí es que los partidarios de uno u otro acto estamos reconociendo implícitamente que el derecho a la vida no es absoluto. O para ser mas precisos: no es absoluto mientras no se tenga certeza de ‘qué es una persona’ o mientras hayan otros valores que entren en conflicto con el derecho a la vida—como el derecho a la tranquilidad social o el derecho a defender mi propia vida (ambos se ofrecen como justificaciones para la pena de muerte y la defensa propia respectivamente).

Los que creemos que las mujeres debieran tener el derecho a abortar tenemos que ser los primeros en poner estos temas sobre la mesa. Tenemos que aceptar una que persona (sea una madre o no) no tiene el derecho a terminar con la vida de otra persona, salvo que se den ciertas condiciones muy especíificas. Por eso, la libertad de la mujer para disponer de su cuerpo como ella prefiera no viene a este caso ya que mi libertad sobre mi cuerpo en si mismo no me autoriza a terminar con la vida de otro. Hay casos en que, por muy dueña que una mujer sea de su cuerpo, un aborto puede ser claramente un infanticidio. Por eso, para justificar el aborto, se necesitan otras razones adicionales por sobre el de la ‘libertad’.

Estas razones adicionales son las siguientes: Primero, el aborto es legítimo cuando se practica sobre un ser que todavía no es una persona. Dos: es legítimo cuando terminar con el embarazo es necesario para, por ejemplo, proteger y salvar la vida de la madre y tres: es legítimo cuando el origen del embarazo es un acto criminal e inmoral (violación, insesto).

Como ya vimos más arriba, para saber en que momento estamos ante una persona, es necesario abrir este debate filosófico hacia el público en general. En Alabama, EE.UU, por ejemplo, algunos quisieron establecer que al momento de la fecundación ya estábamos ante un persona. Aunque esta postura es muy difícil de defender ya que nos lleva hacia conclusiones absurdas, el debate que esa propuesta generó es necesaria y legítima. Una vez establecida una respuesta tentativa a esta pregunta, tenemos que ser sinceros y reconocer que, a veces el aborto, lamentablemente, involucra la muerte de otra persona inocente. Pero al mismo tiempo hay que reconocer que dicha muerte, dadas ciertas condiciones, se encuentra éticamente justificada.

Advertisements

4 thoughts on “La dimensión metafísica del aborto

  1. No comments?
    Well, we should not only see this from the point of view of the birth of a person, but from the perspective of at least 20 or more years of responsibly and burden of caring, educating, and preparing a new being to be inserted into the human community.
    Seeing only the point-of-birth event is extremely shortsighted, if I may say.
    For insects and other beings, of course, once they are born, they are completely viable and independent.

    And my question is: As we, (mothers and fathers) carry during months the fetus, and also carrying the new being by providing material and emotional support for 20 or 25 or more years, and then the burden of this person to the grave, or at least until the mother (and father) die, does this count for something?

    People should not only see the birth or abortion, but the 20 to 30 years of being practically slaves to the needs and requirements of children.
    Capito??
    This is why we all need to understand why some women and parents choose this path.
    (Btw, the word is incesto)

  2. Es cierto que si de la vida de una persona se trata, hay que considerar mucho más que el momento del nacimiento. Pero para el tema específico de esta columna (la legitimidad del aborto), es necesario acotar la discusión. Y hay que partir por reconocer que el derecho a la vida no es absoluto. Pero para ponerle término a la vida de otro ser (sea humano o sea animal) se necesitan razones poderosas. En el caso del aborto, esas razones sí existen. Estas razones son tres. Primero, si el feto no es aún una persona (ahora cuándo un feto pasa a ser una persona es algo que todavía no está claro y que tenemos que debatir). Dos, si la vida de la madre corre peligro, y tres, si el orígen del embarazo es inmoral. No he visto, hasta ahora, razones adicionales que justifiquen un aborto.

    Saludos,

  3. En primer lugar, se valora la iniciativa de intentar buscar un consenso y un diálogo en este tema.
    Si hablamos desde el plano metafísico del aborto, más bien, si admitimos que existe una dimensión metafísica en el ser humano, y que esta dimensión trascendente es la que hace ser al individuo humano realmente una persona, dotada de valor intrínseco, podríamos preguntarnos entonces ¿En qué momento del desarrollo embrionario y fetal del ser humano surge tal naturaleza? Creo que el único punto del desarrollo humano en que podemos afirmar que una vida humana es ya una persona, y que nos salva de arbitrariedades, es desde el momento de la concepción. Al margen de que ya sabemos que desde la fecundación el ser humano ya está genéticamente completo y se forma un individuo inigualable; el sexo, el tamaño y la forma, el color de piel, los ojos y el pelo, el temperamento y la inteligencia del niño ya están determinados. Cualquier otro intento de trazar una línea divisoria después de la concepción, en el que se diga que antes de esta línea el feto no es ser humano o no es persona, pero después si lo es, sería totalmente arbitrario y sin fundamento biológico. Es arbitrario querer eliminar una etapa del desarrollo humano y decir que debido a que no es una etapa más adelantada entonces no es un ser humano. Por ejemplo, decir que debido a que el embrión no es un bebé, entonces no es persona y por lo tanto, es moralmente aceptable abortar. Si seguimos esta lógica, podríamos perfectamente también decir que, debido a que un niño no es adulto, no es persona; o debido a que un bebé no es un niño, no es un ser humano. Estas tan solo son diferentes etapas del desarrollo de una persona. Por lo tanto, considero que si un ser humano es un embrión, un feto, un recién nacido, un joven, o un adulto, él o ella lo es en todos los puntos en las diferentes etapas de su desarrollo.
    Por otra parte, entre las razones que das para justificar el aborto, mencionas su legitimidad en casos de violación e incesto. Con respecto a este punto discrepo, en realidad no soy partidario del aborto en general, salvo en las situaciones en que la vida de la madre esté en peligro. Discrepo en cuanto a que propones el aborto como una solución positiva o un derecho positivo, aun cuando no haya evidencia en la literatura científica que muestre cualquier beneficio del aborto sobre la salud mental y reproductiva de la mujer, si es que es esto lo que se pretende mejorar con el aborto. Al contrario, por lo que hasta el momento he podido indagar, todo el cúmulo de evidencia científica apunta a que el aborto solo provoca efectos dañinos para la salud posterior de mujeres y niñas, incluidas aquellas situaciones de violencia como abuso sexual o incesto. Incluso, desde una perspectiva científica, el aborto se considera por sí mismo como un acto o experiencia violenta para la mujer. Esta es una de las grandes razones por la que no estoy a favor del aborto. Y es por eso que creo, que proponer el aborto como una solución positiva en casos de violación e incesto, es una propuesta simplista que no resuelve nada, solo empeora la situación. Y más trágico aun se vuelve cuando se instrumentalizan políticamente los casos de niñas que han sido abusadas, para legislar acerca del aborto en Chile.
    Creo que el camino pasa por acompañar en el dolor a la víctima de abuso, en lugar de eliminar la pretendida fuente de dolor: un hijo en camino. Desarrollar programas de cuidado y atención integral a las víctimas de violación, que incluya al hijo o hija en gestación, creo que sería el rumbo correcto a seguir, además de ser un tema en busca de consenso en la sociedad.
    Por último, señalar que actualmente, aun cuando Chile tiene una de las legislaciones menos permisivas de aborto electivo en el mundo, posee casi nula mortalidad por aborto, desafiando el mito según el cual, la prohibición del aborto conduce a miles de muertes por aborto.

    Este enlace contiene algunos artículos publicados por un investigador epidemiólogo chileno, reconocido a nivel internacional de la universidad de Chile, en donde analiza el tema del aborto en Chile, sus consecuencias y el aborto en casos de violación.
    http://www.chileb.cl/?s=elard+koch

  4. Reblogged this on Comunicaciones y Reseñas memoria and commented:
    Primero, el aborto es legítimo cuando se practica sobre un ser que todavía no es una persona. Dos: es legítimo cuando terminar con el embarazo es necesario para, por ejemplo, proteger y salvar la vida de la madre y tres: es legítimo cuando el origen del embarazo es un acto criminal e inmoral (violación, insesto).

    Como ya vimos más arriba, para saber en que momento estamos ante una persona, es necesario abrir este debate filosófico hacia el público en general.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s