Los estudiantes y el futuro de Chile

Hoy Lunes 27 de Junio, 2011, salió publicado en el diario “El Día” mi artículo acerca del movimiento estudiantil que se está dando a lo largo del país. El artículo está al final de este posteo, pero antes quisiera agregar algunos comentarios.

Los estudiantes de Chile están en la calle, pidiendo una educación pública, gratuita y de calidad. Hay quienes creen que los desordenes y las protestas son malas para el país. Dicen, estos mismos, que los estudiantes deberían volver a sus salas de clase. Que se deberían dedicar a estudiar y no a causar problemas. Pero los que piensan así lo hacen porque no han visto o no han entendido lo que está en juego. Entonces tenemos que explicar qué es lo que están pidiendo los estudiantes. Sólo cuando todos entendamos que el futuro del país está íntimamente ligado al futuro de la educación, entonces recién en ese momento vamos a entender que los intereses de los estudiantes son los mismos que los nuestros.

¿Quién no quiere vivir en una sociedad más sana? ¿Menos violenta? ¿Donde haya menos pobreza? ¿Donde la gente pueda caminar relativamente tranquila por las calles? ¿Quién no quiere vivir en un país donde la gente no ande caminando a empujones, donde no te tiren el auto encima, y donde los asaltos y los robos sean mínimos? ¿Donde uno puede dejar abierta la ventana del auto sin temor a que te lo roben? ¿Quién no quiere esto para Chile? Me atrevo a afirmar que nadie.

Esto se llama “calidad de vida”. Y la calidad de vida de una sociedad es algo que nos incumbe a todos–ricos y pobres. Por eso, a nadie le conviene marginar a sectores de la sociedad. Nadie quiere vivir detrás de alambres de púa. ¿Qué clase de vida es esa? Por eso tenemos que apoyar a los estudiantes de Chile. Al pedir una educación pública, gratuita y de calidad, ellos están pidiendo un país más sano, más justo. Un país donde hayan más científicos, médicos, empresarios, ingenieros, profesores y artistas. Un país que sea capaz de generar riqueza, de progresar, avanzar y que sepa aprovechar la vasta riqueza humana que tenemos.

Bajo el actual sistema educacional que tenemos, estamos marginando a muchos jóvenes chilenos. Les estamos diciendo que no los necesitamos, no los queremos. Les estamos diciendo que, como país, no necesitamos mas profesionales, científicos o empresarios. Este es el triste mensaje que como país le estamos enviando a los jóvenes.

Y este es el mensaje que estos mismos jóvenes ahora rechazan. Por eso están en la calle. Y por eso, es nuestro deber apoyarlos. Porque no están pidiendo algo que sólo los beneficia a ellos. Muy al contrario, lo que están pidiendo es para el beneficio de todos los chilenos.

Y aquí está el artículo:

            Mientras los estudiantes en Chile se manifiestan a favor de una educación pública accesible para todos y de calidad, es nuestro deber tratar de entender cuáles son sus verdaderos objetivos.

Aunque ellos reclaman por el “derecho” a una educación pública de calidad, atribuirle “derechos” a las personas siempre presupone ciertos valores y ciertas concepciones del ser humano y de su relación con el mundo—lo que esta intimamente relacionado con el concepto de “intuición ética” del cual he hablado en columnas anteriores. En principio, pareciera que todos tenemos ciertos derechos inalienables. Por ejemplo, el derecho a la vida. Lo que es común a todos los derechos es que estos surgen porque buscan proteger algún “bien” que se considera anterior y más fundamental que aquel derecho. ¿Dónde cabe la educación en esto? ¿Qué bien es el que se buscan proteger cuando se reclama el derecho a una educación pública digna y de calidad?

El deseo de tener acceso a una educación pública, digna y gratutita es la manifestación de una intuición ética especifica que vé el bienestar y el progreso de la sociedad en su conjunto como un valor fundamental. Por eso, cuando se reclama por el “derecho” a una educación pública, se está reclamando por el derecho a vivir en un país más justo y equitativo. En otras palabras, los que hoy se manifiestan lo hacen porque fundamentalmente aspiran a que como sociedad avancemos y progresemos en conjunto. Los estudiantes en la calle no son unos subversivos o egoístas. Muy al contrario. Ellos buscan enriquecer a toda la sociedad porque entienden que a medida que los ciudadanos se eduquen, habrán más empresarios (los que crean empleo), habrán más ingenieros (los que pueden crear tecnologías nuevas y así atraer inversiones) y habrán más médicos para proveer salud de calidad para todos (lo que prolongaría nuestras vidas y la calidad de esta). La sociedad en su conjunto gana. No sólo un sector del país, no sólo los inversionistas. Todo el país gana, lo que por cierto los incluye a ellos y a los sectores más acomodados del país. Por eso, aunque ellos no se den cuenta, va contra los intereses de los más ricos el favorecer un modelo de educación basado en el lucro. Cuando la sociedad en su conjunto es más sana, es una sociedad menos violenta (porque disminuyen los asaltos y robos).

Y para ponerle el último clavo al ataúd de la educación basada en el lucro, no hay ningún país desarrollado que haya educado a sus ciudadanos sin una fuerte educación pública. Ninguno. Lo que hemos estado haciendo en Chile desde la época de Pinochet es un experimento único en el mundo. Hemos intentado educar a los chilenos sobre la base del lucro, hemos convertido a la educación en un producto de mercado igual que las marcas de zapatillas. Y es un experimento que claramente ha fracasado. La única solución estaría en aumentar drasticamente la inversión pública en educación. Y para eso hay que hacer reformas tributarias que le carguen la mano a los más ricos de nuestro país. Y un gobierno de derecha es el menos indicado para hacer eso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s